lunes, 9 de enero de 2012

De la felicidad de un niño a la realidad

Que envidia me da la felicidad de los niños, que sacan una sonrisa por cualquier cosa a la que nosotros no damos ni la más mínima importancia. Es una pena que en unos años tengan que enfrentarse a esta mierda de sociedad.

Una sociedad llena de gentuza, llena de injusticias y oprimida por unos pocos.
El día que se enfrenten a ese mundo real y les pongan barreras ¿que harán? Se callaran como hace la “p… mayoría” o dirán ¡NO! nacimos libres y libres queremos ser.

En este mundo todos vamos definiendo nuestras ideas políticas y unos salen de izquierdas y otros de derechas (he de decir que esta corriente en la mayoría de los casos ha sido la mayor, opresora, represora, injusta y la que mas libertades ha eliminado y esto lo sabemos todos, incluso los partidarios de ella) pero TODOS sabemos lo que es justo e injusto, lo que es libertad y opresión, lo que esta bien y lo que esta mal, etc.

El problema viene de esa gente que conoce esos valores y se los pasa por los huevos (siento la expresión pero es lo que tiene estar quemao) no entiendo porque esa gentuza puede dirigir un país… bueno si que lo se, pisando a la gente humilde. Más allá de izquierdas o derechas, todos sabemos que esto es una lucha continua de los de ABAJO contra los de ARRIBA.

Creo que a los niños hay que educarles en valores morales y éticos, sin comerles la cabeza con ideologías políticas, ya tendrán tiempo de forjar sus ideas y sobre todo enseñarles que hay que luchar por lo que uno quiere y que nada ni nadie le intente impedir lograr sus objetivos.
Ojala aprendiéramos un poco de la felicidad y el amor de esos niños…

En esta sociedad pocos luchamos por lograr nuestros objetivos y por ello vivimos en una sociedad dividida incluso con gente de nuestra misma clase social y mientras no seamos una piña… “NO HAY FUTURO, NO HAY ESPERANZA” como bien dice una canción de “Oi! The Arrase”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario