domingo, 23 de octubre de 2011

Crónica de un derby

Se echaba de menos un domingo de futbol de este nivel, un derbi en la categoría de bronce , el Burgos C.F se  ha enfrentado al C.D Mirandes. Entrar al Plantio y observar 1000 aficionados rojillos incitaba a animar a tu equipo desde el primer minuto y así ha sido por parte de Reducto, una animación sin apenas tregua durante la primera parte y algo menos frecuente en la segunda mitad. Tras un inicio de temporada bastante horroroso por parte del Burgos, la afición local se ha visto sorprendida ante la actitud del equipo, que ha plantado cara al “gallito” del grupo, obteniendo grandes frutos en la primera parte con un penalti a favor del Burgos que Adisson ha logrado transformar en gol, desatando la locura en las gradas blanquinegras y terminando así con la racha del CD. Mirandes que no había encajado un gol en toda la temporada. A partir de ese momento la afición ha llevado en volandas al equipo que ha logrado llegar al final de la primera mitad sin encajar un gol.

Pablo Infante lanzando el primer penalti a favor del C.D Mirandes,
al fondo la Peña Reducto Burgalés

La segunda mitad ha comenzado con una actitud similar pero los continuos piscinazos por parte de Pablo Infante (delantero del C.D Mirandes) han caldeado bastante el ambiente. Pablo Infante ha continuado creando peligro por las bandas hasta que ha conseguido provocar un penalti que no ha errado. Tras el 1-1 el Mirandes se ha venido arriba y aunque no ha creado muchas ocasiones claras, en una internada por la banda derecha el árbitro ha observado un penalti, que nadie ha visto, sobre Aritz Mujika y que Pablo Infante ha transformado en gol, poniendo el marcador 1-2 a favor del C.D Mirandes, entonces ha comenzado la “guerra” de canticos descalificándose ambas aficiones entre ellas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario